sábado, 22 de mayo de 2010

Malta


Cuando en el verano de 2007 me concedieron la beca para estudiar inglés en verano, decidí hacer algo diferente. Es verdad que ahora está de moda estudiar inglés en Malta, pero creo que puedo alardear de haber sido el primer Badolatoseño en pisar esta antigua colonia inglesa.

Varios datos que señalar: primero, el que ya he dicho, Malta era colonia inglesa, hasta los años 60. Esto se puede ver fácilmente por el grado de suciedad de sus calles, y el evidente abandono de las zonas que no comen del turismo. En la actualidad en un país en crecimiento (se anexionó a la Unión Europea en 2004). Otro dato es que, precisamente por este nivel de vida (más bajo que el español), Malta me pareció un país muy barato para pasar unas cómodas vacaciones, aunque desde 2008 entró en vigor el euro, acrecentando los precios.

Nada más salir del aeropuerto (sólo hay uno en la isla), la imagen era de pobreza - incluso vi casas de adobe -, y no distaba mucho de cualquier estampa marroquí. Las temperaturas, además, eran algo más altas y húmedas que en Andalucía. Sin embargo, conforme te vas alejando del centro de la isla, la cosa cambia.


La totalidad de la costa, y el norte, viven exclusivamente del turismo, sobre todo español e italiano. Encontramos tres ciudades principales, prácticamente pegadas.

- Valleta: es la capital, y el único lugar de Malta donde podréis encontrar tiendas de marca. Además, los domingos hay un mercadillo muy concurrido donde podéis comprar casi cualquier cosa (bisutería, ropa, segunda mano, souvenirs...)

- Sliema: es una ciudad casi totalmente residencial, con mucha abundancia de hoteles y restaurantes. Está repleta de turistas, al igual que Saint Julians.

- Saint Julians: tenéis que visitarla por la noche, en especial Paceville. Esto es una calle (bautizada por los que la han vivido como la calle de la mierda) que está llena de pubs y pizzerias abiertos toda la noche. Las pizzas son las mejores del país, casi todo son comercios italianos. Sobre los pubs, destacan probablemente dos: El Budha, donde a partir de las 3 de la mañana ponen bisbal, y el Fuego Salsa Bar, que está al fondo de la calle y donde dan clases gratuitas de salsa por la tarde (hay profesores caribeños negros que hablan en español). También está alli el Hard Rock Café, y un centro comercial.

Otras ciudades:

- Popeye Village: es un pequeño pueblo ficticio, que construyeron para rodar la película de Popeye. Ahora es un parque infantil, no es gran cosa.

- Mdina: Como he dicho, el país en general es muy pobre, solo hay actividad turística en el norte. Pero Mdina es una excepción digna de visitar. Es un ciudad medieval, rodeada por murallas. Además, dentro podreis encontrar el museo de la tortura. Es un museo de cera donde se expone la historia de Malta con imágenes de las torturas que se llevaban a cabo en el medievo, a mí me encantó.

El mejor recuerdo que me queda de Malta son, sin duda, sus playas. Jamás he visto un agua más azul. Aquí señalo las mejores playas:

- Bugibba.

- Melieha Bay: es la mejor que encontraréis en la isla (en las otras islas son mejores).

- Paradise Bay.

- Golden Bay.

- Blue Grotto: a esta teneis que ir. Lo mejor de Blue Grotto (la gruta azul) no es su playa, sino sus paisajes. Si bajáis hasta los embarcaderos, hay unas barcas que se alquilan (con un barquero) y que os dan una vuelta por las grutas azules, unas cuevas increíbles con agua cristalina, tenéis que verlo. También allí os podeis bañar, aunque es todo de piedras.



COMINO Y GOZO

Las otras islas merecen mucho la pena, pasé un día en cada una de ellas.

Comino es la isla más pequeña. Está deshabitada, y lo único que hay allí para ver es Blue Lagoon (la laguna azul), que es probablemente la mejor playa que he visto en mi vida. Para llegar hasta allí, se coge un ferry en Sliema. Es un barco pequeño y no muy caro, que hace una ruta entre Sliema y la playa de Comino.

Gozo es diferente. Es, como Malta, una isla habitada, con varias ciudades pequeñas. Para llegar hasta allí también hay un ferry (pero éste es un barco grande), que sale desde La Valleta y desde Cirkewwa (desde aquí es más barato).

Una vez que desembarqueis en Gozo, veréis un montón de taxistas intentando convenceros de que os vayáis con ellos. Por eso, os recomiendo ir en grupos de 4 o 5 personas y coger uno de sus taxis, pero siempre, siempre hay que regatear con el precio, porque empezaran poniéndotelo muy caro pero en realidad están deseando llevaros a cualquier parte por una miseria. A nosotros nos salió por 2 liras cada uno (ahora hay euros), claro que nosotros éramos 7 en el mismo taxi, una locura.

En fin, lo que hacen estos taxis es hacerte un recorrido por Gozo durante todo el día, visitando lo que vosotras queráis. Lo que se suele visitar, son tres lugares:


- Ggantija: es la construcción sin apoyos más antigua del mundo, está en ruinas pero os gustará verlo.

- Victoria: es la capital de Gozo, no es una ciudad muy grande. Hay un museo en ella que creo que es gratuito.

- Blue Window: la ventana azul, es la típica postal de Malta, donde se rodaron escenas de Piratas del Caribe y El Conde de Montecristo.




Sin duda, Malta es un país para visitar, al menos, una vez en la vida. Fiesta, buenas playas... desconexión del mundo real. Eso sí, de momento, no es uno de los mejores estados europeos donde vivir.




PD: Malta es uno de los estados más católicos del mundo. Como curiosidad, el topless es considerado un crimen (he visto personalmente a policías metiéndose en la playa para arrestar a una chica italiana).

No hay comentarios:

Publicar un comentario